Uno de los valores más difíciles de ejercitar es la valentía, con frecuencia sentimos miedo o vergüenza en muchas ocasiones y no sabemos cómo actuar. La Biblia tiene palabras de ánimo que nos ayudan a confiar y a saber que siempre hay alguien que esta dispuesto a ayudarnos, que ha prometido que nunca nos dejará, y es fiel y lo cumplirá.