Existen grupos de personas cuyo trabajo es velar por la seguridad y el bienestar de los demás. A muchos los conocemos porque los vemos a diario, como por ejemplo la policía, las ambulancias o los bomberos; pero otros prestan sus servicios lejos de casa, por ejemplo: la guardia costera o servicios de emergencia que atienden en lugares de difícil acceso con helicópteros o aviones.