Nuestros amigos han tenido una experiencia un poco extraña con una linterna que ha recibido Azulete como regalo, en la cual hay escondidos unos malos recuerdos. Seguramente, todos tenemos memoria de cosas malas que nos han hecho, y nos han lastimado. Es nuestra decisión personal perdonar a aquellas personas que nos hicieron daño; como lo hizo Cristo perdonando a toda la humanidad en la cruz.