Ana y su padre visitan a la Doctora Mandarina, quien les enseña una excelente lección acerca de cómo aprovechar bien el tiempo, aún cuando las circunstancias son difíciles. ¡Es tiempo de consulta con nuestra doctora!